Dermatología

5-dermatologia

Los láseres en dermatología tienen múltiples aplicaciones. Basándonos principalmente en el efecto de la fototermolisis selectiva, el láser atacará y destruirá por calor, las estructuras diana de cada longitud de onda sin afectar al resto del tejido.

Es importante el contar con un láser que disponga de la longitud de onda adecuada y la velocidad de disparo suficiente. El tamaño del Spot determina en gran medida la densidad de Energía que recibirá el paciente.
Es común, de la misma manera, utilizar el láser para cirugía dermatológica menor, donde su efecto hemostásico es muy valorado a la hora de, por ejemplo, reseccionar lesiones pendulares.

Vídeos:

https://youtu.be/WrSkeBOvfaE
https://youtu.be/jj_A3r8rGzA

Las soluciones láser disponibles en SIMOVE son las siguientes:

  • FOX 980 nm
  • WOLF 980 nm
  • CHIROLAS 980 nm
  • NUVOLAS KTP 532 nm
  • DUOLAS – HYBRID 980 / 532 nm
  • C-LAS CO2 10.600 nm

 

En general los campos de actuación del láser en dermatología son:

Lesiones Vasculares:

En vasos superficiales pequeños, sobre todo en cara y cuello donde el cromóforo principal es la hemoglobina, elegiremos longitudes de onda más cortas, p. Ej. KTP (532 nm). En venas más profundas donde predomina la desoxihemoglobina, debemos escoger longitudes de onda mayores como Nd-Yag (1064 nm)

  • Telangiectasias
  • Hemangiomas planos
  • Nevus
  • Rosácea
  • Lagos Venosos
  • Manchas de vino de Oporto

 

Lesiones pigmentadas:

Buscamos los pigmentos como cromóforo diana. Tanto endógenos como la melanina y exógenos como los tatuajes. En estos últimos se requieren pulsos ultracortos para conseguir un efecto fotoacústico y, posiblemente varias longitudes de onda por los diferentes colores de los mismos.

  • Léntigos
  • Nevus
  • Melanosis solares

 

Cirugía dermatológica:

Principalmente para eliminar tumores benignos sin posibilidad de malignizarse. En este caso, se requiere un diagnóstico y seguimiento en profundidad. En casos de tumores muy vascularizados, la hemostasia producida por el láser, por ejemplo, CO2, resulta una ventaja crucial en el tratamiento y la recuperación del paciente. Otro uso muy extendido son las blefaroplastias, donde el no sangrado y ausencia de cicatriz lo hace destacar frente a la cirugía convencional. La recuperación es más rápida y el proceso inflamatorio menor.

  • Léntigos
  • Queratosis
  • Verrugas
  • Xantelasmas
  • Siringomas
  • Nevus epidérmicos

 

Activación de la Microcirculación

Desde hace más de 50 años, está demostrado el efecto beneficioso que tiene el CO2 sobre la mejora en la calidad de la piel. El CO2 en los tejidos facilita el intercambio gaseoso haciendo que la hemoglobina ceda O2 al tejido. Este efecto ayuda a mejora las patologías cutáneas, crónicas o no, donde el aporte de Esta demostrado que la presencia de CO2 en los tejidos hace que los vasos sanguíneos se dilaten y se mejore la circulación a nivel local. Se facilita y mejora el intercambio gaseoso permitiendo que los tejidos se oxigenen con mayor efectividad. Este oxígeno disponible es la clave para la reactivación de un gran número de procesos metabólicos en el organismo que mejorará cualquier tratamiento que le propongamos al paciente. El uso continuado del CO2, de la Carboxiterapia, fomenta los procesos de angiogénesis lo que redunda en una mejor oxigenación y circulación a largo plazo.

Vídeos:

https://youtu.be/eS07H8VbV1g
https://youtu.be/TxSjBVeLL2U

Soluciones:

  • CDT-Light
  • CDT

Tratamientos:

  • Rejuvenecimiento facial
  • Psoriasis
  • Alopecia
  • Decoloración de ojeras
  • Tratamiento de estrías
  • Úlceras Varicosas

 

Compártelo en tus redes...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page
Translate »